¿Y la responsabilidad interna?

El ayuntamiento de Barcelona ha lanzado una convocatoria de subvenciones llamada “reActivamos BARCELONA”, con el objetivo de reactivar establecimientos comerciales de sectores especialmente castigados por la Covid-19. Cualquier comercio, local de restauración, de ocio nocturno o de alojamiento turístico se puede presentar siempre y cuando lo haga con una propuesta de mejora, ya sea en las instalaciones en general, adecuación de las mismas para el contexto Covid-19, digitalización, accesibilidad i eficiencia energética y sostenibilidad.

Podemos ver que hay una preocupación por los impactos sociales externos (sobretodo en la accesibilidad de los locales pensando en las personas con diferentes discapacidades que lo visiten) así como por los medioambientales (mejora en aspectos de eficiencia energética y sostenibilidad del entorno físico)… Pero, ¿no hubiese sido una gran oportunidad de abordar los impactos sociales internos, los que se producen dentro de la empresa? ¿Estaríamos ante una buena ocasión de mejorar esas dinámicas internas (conciliaciones diversas, condiciones laborales, clima de empresa, igualdad…) aprovechando una circunstancia como la actual?