Reorientación laboral, ¿Cómo encararla?

¿Cómo tomaríais una decisión tan radical como la de reorientarte laboralmente hacia otro campo profesional?

La mayoría se sentarán delante de una papel/documento en blanco y se guiarán por las estrategias y consejos de manual más básicas o que puedes encontrar hasta en un artículo del ‘Diez Minutos’ :upside_down_face::

En primer lugar hazte un DAFO personal, a continuación adecúalo al campo laboral en el que quieres resituarte, y por último redacta la típica lista de pros y contras. Y voilá! ya lo tienes!! :man_facepalming:

Si todo fuera tan fácil, estaríamos auto-evaluándonos constantemente y dando saltos de aquí para allá como ‘pollo sin cabeza’. ¿No os parece?

(Inciso: dejo fuera de esta ecución deliberadamente todos los condicionantes como edad, trayectoria profesional en tu actual campo, situación económica, cargas familiares, etc… ¿Por qué? Porque entiendo que ya tienen suficiente peso en la decisión que se va a tomar por sí mismas, que nadie toma una elección así quitándose de encima esa mochila que uno lleva, quiera o no. Así que situémonos en un escenario ideal en el que sólo tomáramos en cuenta nuestro perfil, necesidades o gustos, o lo que nos pide el cuerpo, el cambio en sí).

Personalmente considero que un cambio profesional de esta magnitud exige tanto un ejercicio de introspección (que en parte puede tomar como base algunas de las técnicas del primer párrafo), como de análisis o research del mercado laboral al que queremos dar el salto.

A primera vista, tampoco esto parece difícil si eres una persona con capacidad analítica, visión estratégica y eres capaz de organizar la información que acumulas en esta fase previa… y extraer conclusiones realistas, claro!

Pero hay otras claves que adivino que son más determinantes y en las que resulta más complicado adentrarse con una visión realista y, por tanto, con las suficientes posibilidades de éxito.

Algunas de ellas serían, a mi juicio:

  • Cómo de objetivo puedes ser a la hora de auto-evaluarte y cuanta capacidad tienes para hacerlo evitando los sesgos más habituales y que te llevarán al fracaso.
  • En tal caso, qué importancia le das a la actitud, la aptitud y al tipo de talento que te definiría como un buen trabajador en ese nuevo sector laboral.
  • ¿Estás dispuesto a que sea otra persona quien haga este ejercicio por tí? ¿Te hará esto variar o modificar una decisión que ya prácticamente tienes tomada?

No me quiero alargar más, así que aquí va mi pregunta o reto:

¿Creéis que contar con una buena lista de tips a este respecto puede ayudar a aquellos que van a encarar un cambio como el que planteo, cada vez más frecuente y ya no solo en los jóvenes (job hopping)?
¿Me ayudáis a completar esta lista y elaborar un buen decálogo?
Soy todo oídos…

1 Like

Para mi es más emocional que racional.

Hacer listas, seguir consejos, pros y contras…
son siempre elementos racionales.

A mi me gusta escuchar la vocecita y las sensaciones de dentro, lo que dice el corazón.
Pero va con el carácter.

Creo que la mayoría de gente es conservadora, que prefieren un sueldo seguro, hacer oposiciones y no jugársela. Hay un momento en que la llama se apaga y no sé por qué.

No conozco a ningún niño que quiera ser funcionario de Correos ni trabajar en el Ayuntamiento.

Todos quieren ser deportistas de élite, músicos de rock, grandes directivos o aventureros, pero ninguno está dispuesto a tomar las decisiones ni hacer el sacrificio que esto requiere.

Me he alejado de tu post, pero decidir realizar un cambio profesional es una decisión que le va grande a mucha gente, y tiene que haber una desgracia para reinventarse.

1 Like

Yo creo q hay q distinguir entre una reorientación suave, apoyándote en tus puntos fuertes y haciendo un movimiento “lateral”, y una reorientación total, porque tu profesión desaparece o porque ciertas circunstancias hacen imposible que la sigas ejerciendo. En el primer caso, creo q simplemente hay q tener un poco de decisión y confianza en uno mismo, además de intuir la oportunidad que se pudiera haber presentado en un momento dado. Pero para el segundo caso, creo q lo primero de todo es.asumir q vas a volver, si no a la línea de salida, sí bastante cerca de ella. Y aunque evolucionarás, seguramente, más rápido q otros, aún deberás quemar etapas q ya pensabas superadas. Creo q ese punto bloquea a muchas.personas cuando se ven en esa.situación.

Un saludo,

Jose

2 Likes

Estupendo análisis, compañero. Habrá grises entre ellas, pero esas dos opciones decisorias son objetivamente las más viables. Gracias por aportar claridad.

1 Like