No compres seguidores, trabaja embajadores

“Síguenos, dale al “like” a esta publicación y compártela con tus amigos”, y así entrarás en el sorteo de un fantástico …

Os juro que nunca he entendido este concepto: el de los sorteos en redes sociales.

Llevado a otro tema es como si un partido político pagara 1.000€ a cada ciudadano que les vote en las próximas elecciones.

Básicamente, estás pagando a una persona para que diga algo de tí, para que exprese que le gustas, para compartir ese mensaje con sus amigos, cuando lo más probable, es que jamás hubiera dicho nada de ti, jamás hubiera “enguarrado” su muro con publicidad, y jamás hubiera molestado a sus amigos con la misma mierda… pero … como le pagas, pues “todo tiene un precio”.

El ejemplo político que he puesto es exagerado pero sigue la misma norma: “todo tiene un precio”.

Cuando haces “like” + “share” + “follow” en una cuenta de una empresa por el mero hecho de conseguir un regalo, te estás poniendo un precio a ti mismo.

Dirán algunos : “Es que al Community Manager de X le obligan a tener 10.000 seguidores en la cuenta porque ese es su trabajo”

Ese es el problema. Que el director de marketing no entiende que los seguidores de una marca se consiguen porque haces bien tu trabajo y les cuidas en todo momento, porque no es cuestión de tener seguidores, sino embajadores de tu marca, gente que ama tu marca y/o lo que haces per sé, no porque les pagues por ello.

Por eso, nunca he entendido la herramienta de marketing “concursos en redes sociales”, porque es postureo, porque es pura hipocresía por parte de los que la siguen, y puro autoengaño para la marca que lo paga.

Si de verdad consigues que la gente ame lo que haces y lo que les das, no te preocupes que serán ellos quienes publiquen en redes lo a gusto y felices que están con tus valores, tu visión y tus servicios o productos… ¡y entonces es a esos a quienes puedes regalar la maldita cafetera!

No compres seguidores, trabaja embajadores.

3 Likes

Super interesante esto @dantart :fire:

Me he fijado en que grosso modo (simplificando muchísimo), hay 2 tipos de marketing:

  1. Corto plazo, performance: parte baja del embudo, a por ventas, a cerrar cifras, conseguir followers, tácticas de growth, etc.

  2. Medio-largo plazo, branding: crear comunidad, audiencia genuina, cuidar a tus seguidores, retener clientes y mimarlos, construir una relación a largo plazo con contenidos, SEO, etc.

Creo que hay que encontrar un equilibrio entre ambos enfoques.

Un proyecto o negocio puede necesitar de ambas cosas, y si se hila bien, con estrategia y siendo coherente con la marca, una acción puntual como un sorteo puede resultar super efectiva y además crear branding, generar cierta tracción de prueba social, etc.

Obviamente estas cosas “queman” si se usan demasiado. Es como una receta de cocina. El “arroz” de la paella es la base (relación de calidad, contenidos, aportar valor, retención, etc) pero de vez en cuando puedes ponerle pimiento, algo de especias, una gamba aquí y allá, etc :shallow_pan_of_food::rofl:

Otro ejemplo. Si un proyecto o startup está empezando, tienen PMF pero les cuesta coger tracción (porque emprender online hace 7 años no es igual a hacerlo hoy en día), en ese caso ciertas acciones de marketing que vayan a resultados cortoplacistas pueden ayudarles a crear esa tracción, generar prueba social, leads, whatever. Si dependen únicamente de lo orgánico, del contenido, SEO, etc en una fase early stage…pues va a ser bastante más complicado crecer.

Cada vez tengo más claro que todo depende. Depende del negocio, producto, mercado, narrativa, fase en la que se encuentre, público objetivo, etc.

También siento que cuanto más se centra uno en el largo plazo, en hacer las cosas “correctas” aunque a corto plazo no haya resultados, mejor van a ir las cosas. La necesidad económica puede hacer estragos en la estrategia de una marca, así que siempre es mejor ejecutar y planear desde la no necesidad, con foco en crear relaciones genuinas, sembrando poco a poco, etc (al menos es como yo lo haría y aconsejo hacerlo).

Brutal! y 100% de acuerdo.
Es lo mismo que las relaciones… si quieres “un pol… rápido”, es muy difícil que salgo amor a largo plazo.

1 Like

Totalmente @dantart ! Es que es así. Y la comparación con las relaciones es genial :grinning:

Las prisas no son buenas, y menos en el marketing, que a fin de cuentas es crear una relación con tus clientes (seres humanos).

Si realmente te importa la industria, tiene alma el proyecto, te gusta lo que haces, etc (es decir, buscas “matrimonio” a largo plazo con ellos), no los “maltratas” ni te aprovechas de ellos, les engañas, vendes cualquier cosa, etc.

Lo que pasa es que hay muchos clientes que no entienden esto, porque en el corto plazo “necesitan” dinero, ventas, etc. Y te piden algo puntual, algo rápido, conseguir X clientes en las próximas 4 semanas.

Ya, pero…es que hay muchos más factores que influyen en si vendes o no :sweat_smile: Además, que cuando terminamos esa acción de marketing concreta puntual (una campaña, una acción de PR concreta, etc)…¿entonces qué? ¿No sabes qué hacer next? Pues ahí es donde hay que trabajar el long-term :slight_smile:

1 Like