Más barato que el Big Data

En la época del Big Data y la digitalización, se nos olvidan de pequeños procesos y muy económicos que son tan potentes como el Big Data.

Imaginaos por un momento que sois los responsables de una entidad social que atiende a personas con discapacidad… Que tiene un trabajador (un técnico) que a menudo pide permisos (y los justifica) para acompañar a su hijo al médico. Pasan dos años en esa situación. ¿No sería bueno hablar con esa persona? ¿Ver qué le pasa? ¿Ver qué puede hacer la entidad por este trabajador? Porque si resulta que el hijo ha sido diagnosticado con una enfermedad minoritaria o una discapacidad… la entidad experta en discapacidades, ¿no podría poner su conocimiento a favor del trabajador?

Las empresas, entidades y organizaciones tienen una herramienta muy importante y muy económica tan potente como un gran y caro sistema de Big Data: el diálogo interno, la dimensión humana de las relaciones organizacionales. Es vital por el conocimiento (de lo que ocurre, de potencialidades) y por la motivación (“si se interesan en mí y me tienen en cuenta, soy más que fuerza de trabajo”).