¿Las broncas, en público o en privado?

Me gustaría saber vuestra opinión.

Dicen que las felicitaciones a los empleados hay que hacerlas en público y las reprimendas en privado, pero todos hemos conocido o tenido jefes que han sacado los colores a alguien delante de todos haciendo pasar un mal rato o vivir situaciones muy tensas.

Tuve un compañero que me decía que hay gente que necesita que le reprimenden en público para que reaccione y otras personas a las que hay que hacerlo en privado para no “hundirlas”.

¿Creéis que hay que diferenciar según el carácter la persona o hay que tratar a todos por igual?

1 Like

Avergonzar a alguien en público puede provocar un ambiente de trabajo tóxico y no suele ser un enfoque adecuado para tratar los problemas en el lugar de trabajo. Dicho esto, algunos compañeros creen que un poco de humillación anónima puede ayudar a la motivación. Por ejemplo, llamar la atención a un grupo que no ha completado una tarea específica puede motivarles a hacerlo mejor la próxima vez.

Si sientes la necesidad de plantear un problema a un compañero y la única forma es hacerlo públicamente, piénsatelo dos veces antes de actuar. Es mejor enviar un correo electrónico a la persona o establecer una reunión privada para preguntarle si necesita ayuda para completar una tarea que afecte a los objetivos del equipo o la empresa (o a los tuyos propios). Si esto no funciona, habla con el jefe y hazle partícipe de la situación, y en donde él debería de hacer lo mismo, sólo que cuenta con algo más de autoridad y respeto (teóricamente).

Ahora, desde el punto de vista de empleado que ha sido avergonzado, piensa en cómo te gustaría responder. ¿Te has sentido personalmente atacado? ¿Había una razón legítima para avergonzar a tu grupo? Reserva un tiempo para hablar con tu jefe o con tus compañeros y aprovecha la oportunidad para obtener información y hacerles saber cómo te sientes. Al fin y al cabo, la relación entre empleados y empleadores es una calle de doble sentido.

3 Likes

No me parece nunca una buena idea el tratar a todo el mundo por igual. Si realmente eres un buen líder conoces a tu equipo al dedillo (personal y profesionalmente) y sabrás que cada uno necesita cosas distintas, tiene retos diversos y se motiva y va a reaccionar de diferente manera.

Sacarle los colores a alguien en público o hacerle pasar un mal rato delante de otros nunca es el camino para que esa persona mejore.

Si crees que tienes a alguien en tu equipo que no está funcionando bien siéntate con el para analizar la situación y entender bien qué es lo que está pasando. Entre los dos podéis buscar soluciones para que todo mejore.

¿Quizás necesita apoyo de otro(s) compañero(s)? ¿A lo mejor necesita conocimientos que no tiene y puede adquirirlos? ¿Igual te das cuenta que la “culpa” no es de el sino que hay otros retos?

Si esa persona no responde a pesar del apoyo extra es momento de pensar en otras soluciones.

El entorno de trabajo tiene que ser seguro para que la gente pueda desarrollarse al máximo.

2 Likes

El café para todos no saca el mejor rendimiento de cada situación pero es más sencillo de gestionar y decidir. En este caso coincido en que en la amplísima mayoría de los casos las felicitaciones en público y en la totalidad de los casos las “broncas” en privado. Entrecomillo “broncas” porque para mi esta palabra tiene una acepción unidireccional y sin embargo cuando hay problemas de relación suelen intervenir ambas partes en su generación y en su solución.
Para mi tratarlo en privado da la oportunidad de que ambos se sinceren y digan que es lo que falla. También es posible que no se pueda solucionar `porque lo buscado por ambas partes no coinciden en lo esencial. En ese caso es necesario disolver la relación y si es posible de modo que mañana pueda retomarse en otras circunstancias.

Por último decir una bronca pública utilizando a los demás como “herramienta” de corrección es un arma de doble filo que puede ser utilizada a la inversa agrandando un problema. Normalmente se toma esta opción cuando falta “valor” para tener una conversación más personal.

3 Likes

Creo difícil despertar una motivación positiva con una acción de reprimenda pública, lo que posiblemente se genere es un sentimiento de orgullo herido y de venganza eso de “ya verás de lo que soy capaz” cosa que es tremendamente tóxica en el trabajo.

Igualmente las felicitaciones en público deben ser muy justas para no crear favoritismos en los equipos de trabajo, siempre hay una persona que destaca sobre el resto y no por ello constantemente alabas sus logros en detrimento del que esta haciendo un esfuerzo por mejorar.

1 Like

@Jordi Las dos veces que un superior me ha sacado los colores en público han terminado con mi dimisión sobre su mesa en menos de 24 horas. No es lo mismo que hablen de áreas de mejora (fulanito, puedes hacer esto para conseguir mejores resultados en esto) que de lo que haces mal… Si me lo hace un compañero también me lo tomo a mal y espero que mi superior corte inmediatamente esas actitudes.

Desconozco el motivo por el que algunos “jefecillos” quieren fomentar el mal rollo y competitividad entre sus empleados, puede que entornos muy concretos funcione, pero desde luego no favorece ni a la autoestima ni al trabajo en equipo. Ambientes tóxicos no, gracias.

4 Likes

Como cada uno de nosotros somos diferentes, no descarto que a ciertas personas una reprimenda en público les haga reaccionar positivamente; pero en términos generales, esa “humillación” provoca la pérdida de confianza y generar tensiones que suelen acabar mal.

Mi reflexión vendría desde el otro lado, ¿qué imágen traslada al resto del equipo un superior que reprimenda en público a un compañero? ¿refuerza su posición o la debilita como líder del equipo?

En mi caso me genera una pérdida total de respeto y confianza…

1 Like

A mi modo de ver la debilita siempre, me da igual el tono que emplee la persona en cuestión.
Creo que alguien que abronca en público no busca solucionar nada sino amedrentar a otros y sentirse superior por un momento.

1 Like

La debilita, ¡por completo!. Un liderazgo basado en la falta de respeto y asertividad no comparte ni valores ni genera compromiso.

Si hay profesionales que necesitan una reprimenda en público para reaccionar, directamente es que la organización no necesita ese tipo de profesional, tampoco necesita al jefe (que no líder) que pretenda motivar mediante el miedo, eso es muy de los 70 (literalmente) y ha llovido algo desde entonces.
El feedback positivo siempre en público, las oportunidades de mejora en privado.

Buen tema Jordi.

1 Like

Yo veo las relaciones laborales como las personales.

¿Tolerarías que tu pareja te dijera en público “eres un/a inútil!”? No, ¿verdad? Ni en público ni en privado, jamás. Es un signo muy tóxico.

Pues de un jefe tampoco. Por supuesto todo depende de las formas, de si es constructivo, etc. Ahí es donde ser asertivo juega un papel importante. Hay gente que de tacto…más bien suspenso. Y hay otros que se quedan cortos, en pasivo agresivo y les cuesta más decir las cosas claras. Es complicado tener ese equilibrio como líder o gestor de un equipo. Con humor, empatía y respeto creo que TODO se puede comunicar y decir, tanto si hay 100 personas como si estáis solos.

Un saludo!

En realidad hay que saber distinguir y actuar con lógica.
Yo siempre he dado las “broncas” en público y al equipo, sin mencionar jamás al responsable.
El “culpable” siempre sabe que ha sido él quien se equivocó y siempre, absolutamente siempre y en distintos trabajos con distintos equipos, el “culpable” llegaba solito a mi despacho a “explicarse” y decirme que había entendido el mensaje. Muchos también me agradecían que no los hubiera mencionado en público, a lo que respondía “si hubiera sido necesario te habría llamado aparte para explicártelo”

1 Like

Muy interesante este tema.
Personalmente opino que cualquier acto de corrección (preferible a decir, una bronca por la carga y desgaste emocional) o de reconocimiento tiene que hacerse en privado y en el caso del reconocimiento (felicitación, …) se puede consultar con la persona implicada si se desea una mención pública.

2 Likes