LA IMPORTANCIA DEL PACTO DE SOCIOS (además de los casos habituales)

Las empresas las construyen las personas, a menudo, más de una. Las constituyen socios, que aportan indistintamente ideas, contactos, experiencia, conocimiento o capital.
Hasta hace pocos años, en el mundo “pre-startups”, pre rondas, pre-inversores, pre-salidas … los pactos de socios eran un apretón de manos y la palabra.
A medida que el ecosistema empresarial ha ido evolucionando y que un grupo de socios iniciales se ve alterado a lo largo del tiempo, surge la necesidad imperiosa, para evitar que la empresa que con tanto sacrificio y trabajo se ha construido se disuelva, de elaborar “una guía”, un árbol de decisión con las posibles variantes que se pueden dar en caso de la entrada de nuevos inversores, o de la salida de alguno de los actuales. Criterios como la valoración de la empresa, los pactos de compra, de “exit”, los vetos, el control efectivo, son pilares que para el desarollo futuro de la empresa, y para inversores, no deben pasar desapercibidos.
Y aunque actualmente tienen elaborados pactos de socios casi todas las empresas con perspectivas de crecimiento ( y sin él, que “las de toda la vida” también los necesitan) las variantes contempladas suelen ser las mismas, descritas anteriormente.

Lanzo un grito, y la experiencia profesional lo avala, para incorporar situaciones nunca habladas (es tema tabú en España) como pueda ser el fallecimiento de unos de los socios. No la salida, no la venta, no. ¿Qué pasa si en una empresa con 3 socios al 33%, en un viaje comercial, Antonio y Luis fallecen y queda Juan con su 33%?
¿Y si las familias de Antonio y Luis no tienen ni idea de la tecnología de la empresa y quieren vender su parte? ¿Y si Juan no tiene capital para acometer la compra? (que será probable). ¿Y si como legítimos herederos se la venden a la competencia, o solicitan la liquidación?
Es fantástico estructurar soluciones para los exit cuando la empresa se valore en “X” millones … pero ¿y si por el camino a algún socio le ocurre algo inesperado?

La planificación sólo conlleva un poco de tiempo, y un poco de INVERSIÓN, que evitará potenciales grandes disgustos.

7 Likes

Muerte o incapacidad incluso!

¿Que te parecería incluir ciertos KPI de compromiso, e incluso cláusulas que fuercen a vender si no hay compromiso pactado?

@mcasaprima Me hace “gracia” leer lo que escribes-aunque digas verdades como templos- de la necesidad de tenerlo atado en un pacto de socios para incorporar esas situaciones en las que nadie quiere pensar (como por ejemplo, fallecimiento de unos socios).

Digo lo de gracia porque vivimos en un país donde todavía hay gente que no hace testamento porque cree que da mala suerte, o que falta mucho para pensar en eso… ¡cómo para plantearse en un pacto de socios! ¿Crees que la gente no piensa en eso de cara a hacer el pacto de socios, que piensa que es improbable que pueda pasarle algo así o que simplemente hay reparos en hablar de esos temas?

No tenemos el concepto de “seguro” bien definido. Yo creo que el 99.9999% de los seguros de vida que hay son porque obligan los bancos a tenerlo por la hipoteca.

En estos días yo estoy haciendo mi testamento y no paro de recibir comentarios de que no se comprende por qué lo quiero hacer.

Es un seguro.

El testamento, el seguro de vida, el pacto de socios, la separación de bienes… Son todo “papelitos que dicen qué hay que hacer en caso de que pase algo que no quieres que pase, que nadie quiere que pase, pero si pasa hay probabilidades de que los demás se líen a discusiones”.

Bajo este argumento, no entiendo cómo puede ser un tema tabú, como comenta @Ratoncita

1 Like

Yo me di cuenta de lo importante que eran los “papelitos” cuando murió mi padre en 2015 y me tuve que poner a hacer papeleos. Mi padre dejó muchas cosas bien atadas (por ejemplo el testamento) y otras no tanto… Y eso me trajo un montón de dolores de cabeza en un momento en el que lo que menos quieres son más problemas. Así que yo aproveché que andaba de abogados y notarios para hacer el mío.

Sin embargo recuerdo a mi abuelo (que murió unos meses después), con casi 100 años que se negaba a hacer el suyo porque decía que era llamar a la muerte, supongo que porque venimos de tierra de meigas y seguimos teniendo en el fondo de nuestro corazoncito esa parte ahí latente :grinning:

Odio la muerte y prefiero no hablar de esos temas -por desgracia me ha tocado vivir demasiadas los últimos años,- pero creo que, como dice @dantart ,esos papeles de “por si acaso” hay que tenerlos siempre presentes porque ya no se trata de ti, sino de la gente a la que quieres. Evitas problemas, dolores de cabeza y discusiones.

Cuando se firma un pacto de socios se está firmando un contrato. Y, como en todos los contratos, hay que tener bien atado todo lo que pueda pasar. Ser previsor no es sinónimo de ser pesimista, sino práctico, generoso y realista.

1 Like

El pacto de socios ayuda a conocer a tus socios cuando se plantean situaciones que teóricamente no se darán nunca. Estas conversaciones clarifican objetivos que cada socio desea para la sociedad y expone aquello que se ha estado obviando por “sentido común” pero como sabéis luego es el menos común de los sentidos.
Si con quien te asocias vas a tener una relación sincera (y debe ser así) un pacto de socios solo pone por escrito lo que cada una de las partes desea y va a mantener. Muchas veces se indica que s una falta de confianza, es no es así. La confianza es total al exponer claramente todo lo que deseo de la relación societaria y lo dejo por escrito para garantizar que eso se va a respetar. Eso es confianza.
Para mi es un paso tan necesario e interesante como generar el plan de negocio y gestión. Se retroalimentan y fortalecen dando un mejor resultado.

2 Likes

@Ratoncita @dantart @navarros yo lo vivo día a día, y os confirmo, que es “una rama del árbol de decisión” que a menudo se olvida, porque se antoja imposible.
Si supierais la cantidad de empresas ¡y ojo, en muchos casos familiares! que tienen que echar el cierre por no tener ésto planificado … porque el marido o la esposa de la persona fallecida y dice que quiere vender, que no quiere saber nada.

Que primero, cuánto vale la empresa (el cónyuge pide 10, pero el socio que se queda paga 6).

Que segundo, el socio que se queda no tiene patrimonio personal para pagar “a toca teja” y YA.

Que al final acaba en liquidación o venta a terceros …

El seguro de vida, para mí, es un pilar familiar y empresarial IN-DIS-PEN-SA-BLE.

Ten uno para la deuda de la hipoteca, vale.

Otro pensando en ti mismo (¿y si quedas incapacitado para trabajar?) y en tu familia, si la tienes. Lógico. ¿Las personas lo primero, no?

Y otro, de cara a la continuidad de la empresa. Hazlo tú y tus socios, en función a los pactos y valoraciones.

Ah … y nos los hagas con un banco, si no quieres dejarte un riñón.

Con planificación, pactos y financiación (vía seguros) no habrá problemas de continuidad o pérdida de control.

2 Likes

Es un tema que se habla bien poco entre emprendedores. De los más importantes por lo que te puedes llegar a ahorrar y tener una garantía de compromiso para el proyecto. Me han contado historias terroríficas por no tener pacto de socios. Es una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta si vas a crear una empresa con socios.

El famoso pacto de socios, ese documento que todos saben que hay que tener pero nadie tiene “porque confía en su socio”.

También la gente confía en su vida y se contratan seguros de vida, por si mueren, dejar menos problemas.

También la gente confía en el amor de su pareja, y se hacen separaciones de bienes cuando se casan.

Y eso no quiere decir que no confíes en tu socio. Porque la respuesta que más recibo cuando me responden que no tienen pacto de socios es: “lo conozco desde hace mucho tiempo” y/o “confío en él, ya lo haremos” …

Un documento que, obviamente, nadie quiere sacar del cajón nunca más, pero que hay que firmar en el día 0 de la constitución de una sociedad. Es absolutamente imprescindible. Los mejores 2000 euros que te gastarás en tu proyecto empresarial.

Acuérdate de responder a todas las preguntas incómodas de todas las posibles situaciones futuras e imagínate a tu socio siendo la peor persona del mundo e intentando machacarte para poder escribir todas las cláusulas posibles que a ambos os aseguren bienestar y buena salud empresarial.

Así, con un buen pacto de socios, sólo te tienes que preocupar (que no es poco) de que tu empresa tenga éxito.

3 Likes

Hablo desde mi experiencia, es que cuando se realiza un pacto de socios debes plasmar las variables mas relevantes que se deben pactar o acordar antes de entrar en sociedad, esto es desde el control o poder, hasta incluso labores o funciones propias y en comun de equipo, otro tema es tener o diseñar una excelente politicas internas en el area administrativa y financiera…para dejar las reglas claras del juego.

1 Like

Me ha gustado mucho que haya salido este tema porque justo en el último año he trabajado con dos empresas en las que han surgido “problemas” entre los socios.

En uno de los casos ha sido precisamente antes de la firma cuando al ir a escribir el pacto los socios se han dado cuenta de que tenían visiones muy distintas de algunas cuestiones. Debo decir que ha sido un texto muy exhaustivo en el que se han tratado todo tipo de situaciones.

Al principio les parecía un ejercicio un poco innecesario, porque decían: "anda, ya! si eso no va a pasar nunca!"Pero conforme se ha ido avanzando en las condiciones se han dado cuenta de que no podían firmar porque las diferencias en cuestiones básicas eran demasiado grandes.

Así que han tomado otra decisión y es que uno de los socios de momento no lo va a ser, sino que tomará un cargo directivo.

Han sido unos meses intensos y por supuesto ha costado tiempo y dinero pero me alegro que hayamos dado tanta vuelta porque creo que ahora hemos sentado unas bases mucho mas sólidas para seguir creciendo. Todo el mundo tiene las cosas claras y sabe a qué atenerse.

Es básico tenerlo. Al principio todos somos amigos y nunca nos enfadaremos.
A la que pasa el tiempo y suben o bajan los euros… que si yo le dedico más que tu, que si el cliente más importante lo traje yo, que si toda la administración la llevo yo y es un trabajo que no se ve, quiero salir de la empresa…
Pero un buen abogado y redactar un buen pacto puede resultar caro y en los inicios el dinero no sobra…

1 Like

Tienes toda la razón Jordi, es así como muchas veces va la cosa.

¡Y si! el abogado y el notario cuestan mucho dinero que no se tiene al principio.

Yo por eso les animo a que por lo menos si no hay dinero para abogado que se sienten y que vayan pensando ellos mismo en distintos escenarios. Yo voy guiando y voy lanzando situaciones para ver como reaccionan. Por disparatados o lejanos que sean esos escenarios está muy bien ver como reacciona cada socio (potencial)

Ese borrador muchas veces ya hace que afloren diferencias que nadie pensaba que estaban ahí.

Un ejemplo que parece tonto pero que ha roto hace nada un pacto de socios: “Oye Luis, Si los beneficios caen por debajo de x, nos bajaremos el suelo un y”. “¡Pues no, Luis dice que su sueldo es su sueldo y que solo se puede subir no bajar y añade que este tema no es negociable!”
Lo cual es inaceptable para el resto de socios.

Se para el pacto, la firma, el notario, todo. Y ahí estamos… Y yo me alegro de que detectemos estas cosas antes de firmar y no después.

@SoniaFernandez que pregunten a los Beatles que pasó con la llegada de Yoko Ono… por no tener un buen pacto de socios :rofl::rofl::rofl: