Empezar a emprender en otro país

Emprender en otro país en el que eres nuevo puede llegar a ser difícil. Sin embargo, es algo atractivo por diversas razones:

:small_orange_diamond: Oportunidad de introducir un nuevo producto o servicio que ya funciona en otros países.

:small_orange_diamond: Detectar un problema que ningún local ve pero tú la vives cada día.

:small_orange_diamond: Mejorar o innovar en un sector donde en ese país hay poca oferta.

Antes de tomar esta decisión deberías de tener en cuenta estos puntos:

:one: Mira bien la situación actual del país: ¿Cuál es el coste medio de vivir?, Situación económica y política, ¿Hay talento y un entorno en el que pueda crecer con mi negocio?

:two: Sumérgete en la cultura para entender bien el entorno.

:three: Entiende la fiscalidad y leyes para no llevarte sorpresas.

:four: Muévete desde el día uno para encontrar un ambiente emprendedor y eventos que te harán llegar más rápido al objetivo.

:five: Contacta con conocidos y familiares, te van a abrir nuevos caminos.

:six: Estar preparado mentalmente, para poder estar lejos de amigos y familia.

:seven: Disfruta de la experiencia desde el primer segundo que pisas el nuevo país.

:heavy_check_mark: Por lo demás déjate aconsejar por personas que ya emprendieron en el país.

¿Qué puntos añadirías?
¿Te sientes identificados con algún punto?

Yo añadiría el #2 unas veinticinco veces, jajaja! Creo q es clave y no es nada fácil. Tendemos a estereotipar a la gente y a vernos a nosotros mismos como el canon de la virtud. Y salir de ahí cuesta mucho!! Creo q la primera pregunta q hay que hacerse es “cómo vendemos” en nuestro país de origen y cómo lo hacen en el de destino. Hay multitud de detalles q son un verdadero campo de minas. Al intentar vender, por la naturaleza propia de la venta, vas a tener que aproximarte a un cliente potencial. Cómo lo hagas la primera vez, y la segunda, y la décima define cosas fundamentales como la confianza, la sensación de estar recibiendo la atención necesaria, la sensación de manejar la información oportuna… y tb cosas como la sensación de estar pagando lo correcto, la sensación de que si hay un problema te lo van a solucionar. Pero del mismo modo te pueden ver como alguien extraño que ni conoce ni le interesan las costumbres locales, que molesta o importuna, que no responde cuando se le necesita con la celeridad q se espera en dicha situación… y podemos estar hablando de la misma persona vendiendo en dos culturas tan diferentes como México o Japón, por irnos a los extremos.

Mi experiencia personal, en Texas, dura. Cuando creía que era cuestión de producto, de referencias de clientes, de material de marketing, me di de bruces con la realidad. Si no eres parte del ecosistema, ni te dejan sentarte a la mesa a discutir una propuesta! O bien eres un ex-alumno de una universidad de la zona, o llevas quince años trabajando en una única industria y eres un asiduo a ferias y conferencias, o vas a la iglesia tal o cual todos los domingo, o no vendes. Las cosas son diferentes en la Costa Este (Boston o Nueva York) y Oeste (Seattle o San Francisco), pero en Texas, Florida, Nuevo Mexico, Oklahoma, Luisiana, etc. no. Primero te tienes que dejar ver, tienes participar en muchos eventos, tienes que contribuir al ecosistema participando en non-profits, etc. y solo entonces se te empiezan a abrir las puertas. Ellos consideran q es un tema de trust y de defender lo suyo, pero bajo mi mentalidad europea, creo q lo llevan a un extremo que tildaría de proteccionismo. Lo cual les deja con menos opciones, peores tecnologías, peores precios… pero ellos insisten que eso no les importa.

1 Like

@jose.lazaro gracias por tu testimonio y vivencia seguro que ayuda a alguien que quiera emprender en USA o cualquier otro país.

1 Like