El Youtuber que creó una startup

Jack Conte, tras graduarse de la universidad. Quería perseguir su sueño ser músico, realizó una gira por la costa oeste de Estados Unidos, la cual fue un fracaso y finalizó su gira en un salón con una capacidad para 500 personas en el que solo estaba el camarero escuchando su último concierto.

Lejos de frustrarse, siguió en su batalla esta vez subiendo su música en MySpace y con tan mala suerte que era la época en la que perdió muchos usuarios por la llegada de Facebook.

En 2008 descubrió que sus compañeros subían videos en la plataforma de YouTube y una vez más probó y abrió un canal junto a su chica que se llamaba “Pomplamoose”.

En unos meses el canal tenía muchas visualizaciones y suscripciones. Fue tal el éxito que muchas semanas estaba en la página principal de lo más visto que tiene YouTube.

Cuando ya tenía mucho tráfico Jack empezó a pensar cómo monetizar todo ese tráfico que el venía de YouTube.

Se le ocurrió vender sus canciones por envío en un pendrive, con ello llegó a ganar 5000 dólares. Pero el proceso requería mucho tiempo y era poco práctico.

Investigando encontró la plataforma de iTunes, así que empezó a comercializar sus canciones. Ese mismo año ganó 22 mil dólares por la plataforma.

Que los invierte para producir videos musicales de mayor calidad y así cada vez ganar más suscriptores para que conozcan su música.

En 2009 retomó la misma gira y esta vez siendo todo un éxito y llenando salas de teatro y bares. Con ello ganó 200 mil dólares al acabar la gira.

En esta época se compró su primera casa, que fue la casa de sus sueños.

En el 2013 se volvieron a girar las cosas iTunes ya no era tan atractivo y las personas ya no descargan la música y en YouTube ya no monetizan tanto . En un video de 1 millón de visitas llegó a ganar tan solo 166 dólares.

Para Jack fue muy frustrante esta situación, peor que la del salón vacío.

Actuó otra vez y el video que iba a colgar en YouTube no lo subió , no le salía a cuenta costaba para producir 10 mil dólares.

Esta vez llamó a un amigo programador Sam Yam de la universidad que tenía una cierta reputación en Silicon valley.

Se reunió con él y le contó la situación y que él no era el único que estaba pasando por lo mismo, había otros artistas en la misma situación.

Le hizo una propuesta para ver si tenía sentido en el mercado. Le propuso un negocio donde el artista pudiera tener un contacto directo con sus fans , pensó que para solucionar el problema podía pedir ayuda directamente a ellos con donaciones.

Que esto se podría replicar para otros artistas.

Sam Yam entendió el gran problema y le gustó. En dos semanas de trabajo duro programó una plataforma que se llamaría Patreon.

Testeo con Jack y fue un éxito la recaudación para este video.

Lo demás ya es historia viva de una plataforma, que tiene más de 500 empleados y ha logrado entregar más de 500 millones de dólares a creadores de contenido, artistas, escritores entre otros.

Es un ejemplo de que en momentos difíciles hay que buscar soluciones diferentes.

¿Conocías la historia de Patreon?
¿Qué punto te pareció importante?

3 Likes

Me encantan tus historias @German.
Estoy deseando leer la próxima.

1 Like

@Jordi Gracias!! Intentare traer una cada viernes.

1 Like