El emprendedor que validó su negocio con Wallapop

Mauri Badia trabajaba en una empresa de biotecnología y por una restructuración le despidieron.

Tres días después le salió un anuncio en Facebook de un concurso para emprendedores y sin dudarlo se apuntó.

En ese concurso se dio cuenta de que emprender era duro y quedó finalista.

No siguió con esa idea porque le llamaron para trabajar en una farmacéutica.

El feeling con su nuevo trabajo no era bueno, en su primer día renunció porque le gusto la experiencia de emprender y se dio cuenta de que no quería trabajar para otros.

Después de renunciar Mauri estaba pensando cómo conseguir dinero y decidió alquilar en Airbnb el dormitorio que tenía vacío. Quería hacerlo más atractivo construyendo y decorando varios muebles inspirados en DIY.

Con el asombro que quien reservaba eran agencias para rodar anuncios.

En ese mismo momento se dio cuenta de que esto de crear muebles de ese estilo con madera maciza puede tener salida en el mercado. Ya que ninguna marca o empresa vendían ese estilo.

Pensando empezó a crear un MVP que era colgar fotos de Pinterest de muebles DIY y subirlo a Wallapop e ir probando qué muebles funcionaban mejor. Todo esto construyendo él los muebles desde el garaje de sus padres.

Con la sorpresa que tenía cientos de mensajes en la plataforma que estaban confirmando la compra y que esperaban el envío del producto.

En esa etapa consiguió 15.000 euros, prueba que era un buen inicio para empezar a validar el producto.

Luego con una buena campaña de marketing muy personal de Mauri contando el día a día con la ayuda de su hermana, campañas con influencers y la incorporación de su socio Joan Alvarez.

Han hecho que Hannun sea uno de los referentes de los muebles sostenibles, estando en más de 30 países, teniendo a más de 30 trabajadores con su filosofía positiva y facturando 4 millones de euros.

¿Crees que se podría aplicar este MVP hoy en día con números parecidos?

¿Cuál fue tu primer MVP que te dio dinero y con qué?

1 Like

Tendría unos 8 años. Compraba paquetes de tizas en el Kiosko con mi paga y revendía las tizas individualmente en el cole a la hora del recreo.Reinvertía en chuches. Lamentablemente el negocio no prosperó mucho más porque me cambiaron de cole a otro más posh y las tizas eran de pobres :rofl:

4 Likes

@German destaco una cosa de tu post, cuando el chico dura un día en la farmacéutica y lo deja. Cuando has estado en la selva ya no vuelves a la jaula.

Lo del MVP, los resultados, etc… es la consecuencia de tener una idea y objetivo claro, y una cucharadita de autoconfianza. Si además tienes pocos o cero recursos, la imaginación te lleva a unos límites inimaginables.

3 Likes

Yo también de niño tenía un negocio de vender trucos impresos de los juegos famosos del momento. Me llegué a ganar un poquito más de 100 euros. Que para ser un niño era demasiado. Gracias por compartir la historia :slight_smile:

1 Like

@Jordi sin duda es una decisión difícil. Pero se dice que cuando pruebas la droga de emprender es difícil salir y en algunos caso puede acabar bien siempre que se le ponga sentido común a cada situación.

2 Likes

Tomando como base la siguiente afirmación “Todo esto construyendo él los muebles desde el garaje de sus padres” el emprendedor valido su producto o su talento.?

1 Like

@bpacheco Yo creo que su ingenio y el creer en el duro trabajo que tienes que hacer al principio con pocos recursos.

1 Like