¿Cuál es la mejor forma de saber si un programa de aceleración o incubación es bueno?

Me preguntaban el otro día, y a lo que contesté casi sin pensar rápidamente: “si al final sois menos startups que las plazas que había, mala señal”.

Y es lo que suele ocurrir. Cuando ves la frase “revisaremos todas las solicitudes y elegiremos a los 10 mejores aspirantes para participar en el programa”, y al final, sólo empiezan el programa 8 no es porque el proceso ha sido durísimo y han decidido que empiecen menos de las plazas asignadas. No es un elección, no … es una falta de opciones.

Los procesos de algunos programas de aceleración son agónicos. Sin entrar en analizar (porque cada caso es un mundo), si es porque el programa es malo, porque los “mentores” son eso … “mentores”, o porque simplemente el marketing “comprado a talonario” no ha sido efectivo, la consecuencia es que el llamamiento no ha sido efectivo.

Se pasa de “revisar solicitudes” a “rogar que la gente se una para llegar al cupo mínimo y así poder hacer el programa y poder ponernos la medalla de que hemos hecho un programa de aceleración”. Y ahí es cuando, volviendo a la pregunta inicial, el programa es malo.

Todo es una rueda. No has conseguido startups suficientes por tu calidad. A lo que se suma la dejadez y el arrastre que hay que tener cada semana para “salvar” a los que han venido. Mentirse a sí mismo. Bajar el listón a límites que consideraría poco éticos incluso en lo que se refiere a ayudar a las startups. Y todo suma.

Así que, si eres una startup y no ves realmente que la gente “se pega” por entrar en un programa, mejor no entres. No sólo puede ser una pérdida de tiempo y de motivación, sino que es muy probable que maten tus ganas de emprender.

4 Likes

Que pregunta tan interesante @dantart ! Muchas veces me he preguntado si lanzara una startup y necesitara una lanzadera… como saber cual es la mejor??

Igual podemos unir dos proyectos jaja… crear una base de datos de lanzaderas donde aparezca listado de empresas que han ayudado (para ver donde han llegado) y condiciones de participación en el programa (tiempo, inversión, mentores,…). También se puede pedir valoraciones postprograma y esto sería una grandisima ayuda al ecosisitema emprendedor haciendo que las nuevas y buenas ideas de proyecto no se pierdan en incubadoras que les harán perder el tiempo sin retorno alguno!

Y en otro apartado la busqueda de socios que por ahí alguién había comentado tb lo complicado que era…

Sería un portal para ayudar de verdad a emprendedores/startup y ayudaría a sacar del mercado a los que son vende humos que por desgracia cada vez hay más…

Generaría una Base de Datos de emprendedores/startup/ lanzaderas muy interesante y recibirían blog con consejos para el buen desarrollo de sus startup :wink:

Como emprendedora me encantaría existiera algo así… el startupadvisor! jaja

Un saludo!

1 Like

El problema es que no se tendría huevos de decir las cosas claras en esa base de datos, porque los que saben cómo funcionan algunas no quieren “quedar mal” porque probablemente trabajan ahí o “cerca”, y las startups que lo viven no saben realmente si están recibiendo lo que deberían de recibir.

Todo queda expuesto al final a una valoración “sentimental” que la startup puede tener.

Lo que sí molaría es hacer “mistery shopping” en aceleradoras :smiley: y hacer esa base de datos que dices, @PilarVidan

2 Likes

Lo que comentas es totalmente cierto @dantart y como dice @PilarVidan aunque no se digan nombres y detalles escabrosos, si que ayudaría mucho a los emprendedores saber bien como funcionan las aceleradoras y las rondas de inversión y cuales son las condiciones “normales” o justas que pueden ofrecer y que como bien dices no terminen matando tu ilusión por el proyecto e incluso cargándose el proyecto. :woman_shrugging:

A mi me paso un tema con una aceleradora conocida “jejej efectivamente no es fácil decil nombres”, que me pareció injusto y prepotente, me dio un bajón un par de días, pero luego me lo tome como un reto y un aprendizaje y a partir de allí, me he investigado a fondo y he hecho lo que tu bien dices del Mistery Shopper en aceleradoras que nos han contactado, únicamente para saber como funcionan todas y me he sorprendido de muchas cosas y lo comentaba precisamente ayer con @German. :stuck_out_tongue_winking_eye:

Mi conclusión ha sido que de momento sigo como estoy, pero si que me hubiera gustado estar bien informada, antes de llevarme cualquier desilusión o tener una idea sesgada de como se trabaja. :pleading_face:

OJO, que también tengo identificadas algunas que creo que trabajan bien y aportan positivamente de momento.

2 Likes

Yo hice un “Mistery Shopper” en una “conocida red de mentores nacional”, y bueno … aquí lo cuento:

De 23 mentores con los que estuve contándoles mi historia, 18 me recomendaron hacer un “buen PDF” y pedir dinero mandando “a saco” emails a inversores, “que ahora es muy fácil porque hay listados públicos” (me llegó a decir uno).

2 Likes

Como dice un conocido mío (también emprendedor), algunas aceleradoras son “icineradoras”!

Bromas aparte, en un evento invitamos a unos emprendedores de Barcelona (y a “su mentor local”) que habían sido elegidos y financiados por una aceleradora de Londres, de eso hace ya unos 10 años. Vale la pena saber qué hacía tal aceleradora…para aprender, pues creo que eso es lo que (aún) falta en España.

Ellos eran 3 socios emprendedores. Para aplicar tuvieron que mandar a Londres un breve video de presentación de cada uno de ellos (hecho con el móvil) y enviar un “raport ejecutivo” de 2 hojas con el proyecto que presentaban, muy escueto. Una vez fueron seleccionados, se les invitó a asistir durante casi un mes a Londres, con todo pagado. Durante las primeras semanas y con cronómetro en mano, debían encontrarse con cada una de las startups que había en la incubadora/aceleradora para explicarles su proyecto. Reuniones de 15 minutos como máximo, donde no solo explicaban su idea, sino que recibían “feedback” y sugerencias de los diferentes grupos de emprendedores (que comentaban que eran casi 300 emprendedores).

Durante el proceso de entrevistas iban “retocando” su proyecto, añadiendo ideas, sugerencias y comentarios que iban recibiendo en cada reunión, por lo que enriquecieron su proyecto gracias a la “participación activa” de cientos de emprendedores, lo cual no tiene precio y forma parte del proceso de “ideación”. Una vez retocado y enriquecido su proyecto, lo volvían a presentar “renovado” al “comité seleccionador”. Una vez aprobado de nuevo y, aún sin moverse de Londres, debían realizar un documento breve explicando el proyecto y encontrar a alguien que estuviera dispuesto a pagar por él, fuera lo que fuera!

En su caso, era un sistema de “control de flujos de personas a través de cámaras” para estudiar el flujo de clientes en un comercio. Evidentemente, estando en Londres no se les ocurrió nada mejor que ir a Harrods y grandes almacenes similares. No consiguieron nada (no tenían ni prototipo y solo tenían una semana) en ese plazo, dados los largos procesos de decisión que tenían esas grandes empresas. Ya desesperados, acabaron acudiendo a un supermercado “paki” que había cerca de su hotel y consiguieron que el dueño estuviera dispuesto a pagar X por el proyecto. Objetivo conseguido…

Se les concedió la financiación, se les asignó un “advisor” de la aceleradora en Barcelona que, a partir de entonces, les dirigió el proyecto hasta convertirlo en realidad.

Lecciones aprendidas: la aceleradora invirtío en ellos (una vez fueron seleccionados) invitándoles durante casi un mes a su central, en Londres; les permitió un test de mercado con su ecosistema para “testar y mejorar” su proyecto, ante unos 300 emprendedores de diferentes paises y tipos de proyecto; les impuso la necesidad de buscar un cliente para ver su capacidad de llevar adelante su proyecto y venderlo, en un país ajeno al suyo y en muy poco tiempo! Y, al final, volvieron a Barcelona con un mentor asignado, que les ayudó o les puso en contacto con los deferentes advisors que podían requerir, en la propia evolución del proyecto. Como conclusión: aprendieron, se enriquecieron del ecosistema existente, se espabilaron para vender su producto, obtuvieron financiación y lograron tirar adelante su proyecto.

Estaría muy bien que existiera en España una incubadora/aceleradora (pública o privada) que tuviera una operativa similar, porque sería de gran ayuda para el ecosistema emprendedor…

1 Like