¿Cómo hacer una lluvia de ideas en remoto?

A veces es difícil y nos cuesta salir de la caja. :package:

Por eso hoy traigo una herramienta para buscar nuevas soluciones a problemas de forma creativa, colectiva y en remoto. :bulb:

¿Listo para crear ideas?

El primer paso es dar roles a los diferentes personajes:

Moderador: es quien decide el canal online que nos comunicaremos, el guía, coordinador de la sección, fomenta la participación, el encargado de los tiempos y que se cumplan los objetivos.

Secretario: El que resuelve dudas, apunta las ideas, se ocupa de que los mensajes les lleguen a todos los integrantes y se comunica de forma individual con cada persona.

Participantes: En la persona que interviene en la reunión y da ideas.

Cuando tengamos los roles repartidos deberemos de seguir estos pasos:

La preparación:

Es el punto clave empezaremos enviando un mail con el tema previamente, donde explicaremos todas las normas, que papel tendrá cada uno, saber cuánto tiempo durará la sección y en qué canales de comunicación trabajaremos.

Definir bien el problema y los objetivos:

Recordar bien la problemática y los objetivos de la reunión. Indicar bien el número máximo de ideas. Recordar las reglas a todo el grupo.

Generación de ideas:

Lo primero que cada participante trabaje con sus ideas de forma individual una vez pasado 5 minutos que se quede con las 5 primeras y se lo envié al secretario. Para luego ser compartidas.

Lista de elementos

Análisis de las ideas planteadas:

Se analizaran las ideas y se eligieran por votación las más adecuadas o interesantes para solucionar el problema. Una vez terminada la selección nos quedará más claro por las ideas principales por las que podamos apostar.

Se acabará la sesión y luego se enviará por el canal elegido el resumen con todo lo plantado.

Herramientas recomendadas:

Canales de videollamada: Zoom, Google meet o Jitsi Meet

Canales por escrito: Telegram o Slack

Organizador de eventos: Google calendar o Calendly

Para la lluvia de ideas: WiseMapping, Conceptboard, FreePlane o Bubbl.us.

¿Cómo te organizas tú para una sesión de lluvia de ideas?

4 Likes

En mi opinión, pefiero que las lluvias de ideas sean presenciales si se puede.

En un proyecto donde intervienen varios profesionales de diferentes provincias o países es imposible, y la guía que propones puede ser útil.

Pero en una lluvia de ideas, muchas veces la magia viene de las ondas y ambiente que se genera, la energía de la sala, donde el comentario de uno es la chispa para la idea de otro, y hasta hoy, la tecnología no alcanza este nivel.

Imagina un zoom donde 2-3 hablan a la vez… por no decir que siempre hay uno con la cámara apagada, otro enviando emails mientras tanto, otro fijandose en la cocina que se ve en el fondo, etc

2 Likes

Añadiría una tarea más a la preparación, que es la de cerciorarse de que la “lluvia” o “tormenta” de idea es la herramienta adecuada. En el mundo corporativo he visto perder horas en sesiones de este tipo para resolver problemas complejos, con lo que en la mayoría de los casos son meras “ocurrencias”.

2 Likes

Cierto, Jordi. Coincido con todo.
La metodología para un brainstorming está clara y por supuesto se puede hacer online. Pero la creatividad se suelta más en presencia física.

De la misma manera que por muy bien establecidos que estén los mecanismos de comunicación en una empresa, para tener una buena información, la máquina de cafe (o el equivalente del office o de las tapas en el bar, o incluso el pasillo), son imprescindibles.

Bueno. Desde luego eso es lo primero que hay que ver.
Como en todo, antes de aplicar buen una metodología hace falta escoger la adecuada.

1 Like

Cualquier proceso de generación de idea se puede hacer presencial o en remoto. Tan solo requiere mucha preparación y orden en la ejecución.

Además de la técnica (junto con las herramientas que describes) que apunta German os paso dos más; son el “Cubing” y el “Webbing” (Perdonad los anglicismos, parece que sea de risa)

¿Qué son? y ¿Para qué sirven?
El “Cubbing” es una estrategia de lluvia de ideas descrita en el libro “Writing” (Gregory Cowan y Elizabeth Cowan, 1980 Editorial Wiley).

Tiene la siguiente estructura: un Desafío y seis perspectivas. Las perspectivas las enumeramos a continuación:

Descríbelo
¿cómo describirías este tema, desafío o problema, incluidas las características, las definiciones y los parámetros?

Compáralo
¿Cómo es similar? ¿Diferente de?

*** Asocialo**
¿Cómo se relaciona el tema con otros problemas que ha tratado anteriormente? ¿Te hace pensar en algo en lo que has trabajado en el pasado?

Analízalo
¿Qué partes más pequeñas forman el todo? ¿Es posible desglosar el problema?

Aplícalo
¿Cómo se usa? ¿Quién lo usa?

Arguméntalo
a favor o en contra: explica tu posición para apoyarla o no.

Una vez que hayas completado cada lado del cubo, mira tus respuestas para ver si hay patrones emergentes.

Dejaremos la otra técnica para más adelante. Así no será pesado el post.

1 Like

Totalmente de acuerdo. No solo el brainstormig es óptimo peesencialente, sino también lo es estructurar un plan de proyecto, debatir el enfoque de una propuesta y muchas otras situaciones en las que 2+2>4.

2 Likes