¿Cómo crear una empresa innovadora en un país de dinosaurios?

Desde mi punto de vista, el ecosistema innovador en España está en pañales. En gran medida por la gran cantidad de dinosaurios anclados en el pasado que desprecian lo nuevo y se creen saber más que nadie y que, además, tienden a echar balones fuera y tachar de lloricas al resto porque nadie sabe mejor que ellos lo que es sufrir y pasarlas canutas.

¿Cómo se puede ser innovador, disruptivo y competitivo en una sociedad anclada en el pasado y donde los dinosaurios que ya deberían estar jubilados se creen saberlo todo? ¿Cuál es la diferencia entre el valor que aporta la seniority y la raciendumbre del que es incapaz de adaptarse a los cambios? ¿Cómo innovar en un sistema en el que, en realidad, ser disruptivo suele estar penalizado?

4 Likes

Mucha gente llama “disruptivo” a lo que ha pasado por debajo su radar, lo que que no veían venir porque sus prejuicios de cómo se hacen las cosas no les permitieron verlo. Pasó con las redes sociales, los smartphones, las propias start ups… y sigue pasando todos los días. Esa es la diferencia entre ranciedumbre y seniority: tener la mente abierta.

Y para ahorrarnos aguantar a los que no la tienen existen foros e iniciativas como esta, para salir de esa rueda de hámster que quieren convertir en su lugar de poder.

2 Likes

Llegará un momento en el que los dinosaurios se extingan.

La cuestión es que las nuevas generaciones tienen que estar preparadas para adoptar un modelo nuevo. Tengo la esperanza de que los jóvenes estén bien preparados y no tengan que salir para siempre del país a buscarse la vida. Pero confieso que no tengo datos ni visibilidad de cual es la situación de la juventud.

Creo que la realidad va a ir poniendo a todo el mundo en su sitio (ya lo está haciendo) y espero que exista la capacidad de resurgir. Espero también que las ayudas que van llegando vayan a las empresas que realmente lo necesitan, lo merecen y tienen posibilidades de futuro.

La clave está en los niños y los jóvenes, en la educación que están recibiendo y en los valores que están aprendiendo.

Mientras tanto los demás tenemos que ayudar de alguna manera a que todo vaya evolucionando mas rápido porque la verdad no tenemos mucho tiempo que perder.

1 Like

@Javier_Esteban me ha gustado tu diferenciación entre ranciedumbre y seniority. A mí me encanta trabajar con gente que tiene 20 años menos que yo (o más), porque me aportan una visión fresca y nueva que yo no tengo. Además de lo que aprendo de cosas (y aquí hablo como abuela cebolleta) que en mis tiempos no existían.

Sin embargo me encuentro a diario con gente que encasilla a los jóvenes (y hay de todo como en botica, por eso se inventó la palabra viejoven) y los desprecia o bien que se consideran que lo saben todo simplemente por ser mayores. Personalmente, cuanto mayor me hago, más consciente soy de lo poco que sé de todo y lo mucho que me queda por aprender.

Creo que el tener la mente abierta no es una cuestión de edad sino de mentalidad. Cierto que con los años algunas cosas nos cuestan más pero… No se puede ser disruptivo sin estar abierto a los cambios ni valorar todo lo que otras generaciones pueden aportarnos (por arriba o por debajo)

1 Like

@SoniaFernandez me preocupa que se extingan los dinosaurios y llegue el reinado de los broncosarius, algo más avanzados, pero igualmente ajenos a la realidad. Yo creo que la clave de todo está en la educación y la educación para mí no es ir a la Universidad, sino los valores como el trabajo, el esfuerzo y superación que se enseñan desde casa.

Sin valores, dan igual las ayudas, los estudios o la preparación. Si hay ganas, hay esperanza. (El refrán no es exactamente así, pero casi casi). Me preocupan más las viejas generaciones de “educadores” que nuestra juventud. Ellos, como todos los jóvenes de todas partes, sólo quieren comerse el mundo, porque están en esa edad. ¿Les dejarán los dinosaurios?

2 Likes

Hello @Ratoncita !

Estoy 100% con lo que ha dicho @Javier_Esteban . Hay muchos matices y escala de grises. Hay gente “senior” que está en contacto con la innovación y abierta a ideas nuevas, y otros que son dinosaurios. Además, esto se nota en otras áreas y personalidad (el que es dinosaurio, suele serlo para temas personales, opiniones de todo tipo, etc).

Yo creo que ni blanco ni negro.

La experiencia, el haber vivido más años (y por lo tanto haber visto más cosas y aprendido más lecciones) es un grado que hay que valorar. Hoy en día mucha gente “descarta” lo viejo o tradicional simplemente por eso, por ser tradicional. Pero nuestro ADN, nuestra evolución, sigue funcionando como hace miles de años. Ejemplos:

  • Hoy en día puedes tomar bebidas con sabores que ni existen en la naturaleza, pero aun así, las bebidas que llevan miles de años con nosotros son las más sanas según estudios (vino, café, té, etc).

  • Los “principios” de micro-economía que servían para sacar adelante una empresa hace 15 años, aunque ahora el mundo sea muy distinto, siguen aplicándose y son perennes. Para eso son “principios”, por muchas metodologías agile, scrums, super marcos nuevos y etiquetas con anglicismos que haya.

  • En Marketing, por ejemplo, los mismos principios ancestrales siguen funcionando a pesar de mucha “disrupción”: relación humana y conexión emocional genuina, reciprocidad, prueba social, urgencia y escasez, etc.

Creo que una de las claves, que este país está pidiendo a gritos, es la conciliación generacional dentro de las empresas. Que jóvenes y seniors aprendan los unos de los otros, y aprendamos entre todos cuál es el valor de lo nuevo y lo viejo, lo tradicional y lo innovador. Porque ambos son importantes.

Pero hace falta comprensión, empatía, fuera egos, etc.

@davidpalencia Ser senior o tener determinada edad no te convierte automáticamente en dinosaurio, aunque sean más frecuentes los dinosaurios de 60 que los de 20. Yo creo que no se debe despreciar lo “viejo”, pero hay que saber ver los beneficios de lo nuevo.

Como en todo, en el término medio está la virtud. Desde mi experiencia profesional (a nivel marketing), en la gente mucho más joven que encuentro un conocimiento de su target mejor que el mío, una formación mucho más actualizada y, en ocasiones, ideas que a mí no se me habrían ocurrido jamás. Y son más temerarios :rofl:

Como parte negativa, les cuesta “aterrizar” esas ideas, llegar a la parte de la ejecución y rentabilidad, crear procesos escalables y creen que su experiencia de dos años es “mucha experiencia” y se dejan muchas variables por el camino a la hora de analizar datos y las posibles consecuencias de sus decisiones. Lo cuál a veces puede estar bien también, porque no se puede innovar siendo excesivamente conservador!

2 Likes

Me encanta todo lo que has descrito @Ratoncita !! :slightly_smiling_face: 300% de acuerdo. El término medio es donde está la virtud, en la escala de grises. Por eso digo que lo ideal es que aprendamos todos juntos a valorar lo que cada edad puede poner sobre la mesa, mezclar ambas cosas y conseguir, como se dice en inglés, “the best of both worlds” :muscle: